miércoles, 30 de octubre de 2013

Phantom Darkness



Ayer vino Kanon a mi humilde morada, y el maldito no tuvo otra cosa que decirme, sólo que estaba nostálgico por cómo había cambiado el juego desde aquellos años, y el cambio que suponía pasar de ser un random con construcciones épicas a ser un jugador de más alto nivel y conocer realmente cómo se juega a esto.

Por su culpa yo también me puse nostálgico, y decidí hacer este post haciéndoos la pregunta: ¿Qué expansión os ha gustado más? Yo lo tengo semiclaro, pues para mí son dos y no sólo una.

Phantom Darkness fue una de las expansiones que cambió totalmente el juego para mí. Aquí aparecieron los Yubel por primera vez, en súper, ultra y secret, casi nada. Eran realmente difíciles de matar. También aparecieron cartas que dieron un salto cualitativo muy importante para determinados decks, como por ejemplo Goblin Zombie, una secret brutal que te buscaba todo el deck en el combo zombie. Fue la pieza clave, la única que necesitaba el deck. Otro caso es Allure of Darkness, una de mis cartas favoritas, tan simple, tan versátil, tan buena... Ultra/ultimate para el que la quisiera tener, y a un precio altísimo.

Otro caso es el que nos presenta Lonfire Blossom, la mejor planta de todo el juego, acompañada de Gigaplant, lo que supuso la creación de ese deck que abusaba de Power Tool, Supervise... Un OTK de los fuertes en la época. Apenas bastaba con robar un Lonefire para ganar. Otro caso es Darius, el gladiator beast que revivía a las bestias caídas, desde entonces una gran incorporación al deck. Superancient Deepsea King Coelacanth fue otra de las ultra/ultimate que daría vida al deck de peces, siendo capaz de montar un campo inicial con Coelacanth + LaDD, devastador, muy de moda por un tiempo. Del mismo modo Cyber Valley proporcionó cierta velocidad al juego y Super Poly hizo que Hero tuviera una gran defensa, aunque no se abusaría hasta mucho despúes.

Pero sobre todo, el deck traía la maldad y corrupción de algunos de los monstruos más fuertes y prestigiosos del juego...

Dark Armed Dragon, poderosísima secret, la carta que tal vez más duelos ganaba por su propio peso. Su precio rozaba las estrellas, era una barbaridad, la liberación de una carta que cambiaba el juego. Su aparición hizo que empezaran a construirse decks sólo para su aprovechamiento y abuso, como el tan famoso Tele-DAD, nightmare DAD, destiny hero-DAD... Un diseño fantástico, de un Armed Dragon lv7, ahora consumido por la oscuridad fantasma.

 
 No vino sólo, pues uno de sus compañeros también fundó su propio registro de decks, The Dark Creator, también secret, aunque de un precio menor. Su efecto es realmente bueno: Lo podemos invocar sólo cuando tenemos 5 o más darks en grave y mientras no controlemos monstruos. Una vez por turno, podemos hacer banish a un dark en nuestro grave para revivir otro, lo cual supone una fuerte ventaja.
Y así la oscuridad se iba apoderando del juego. Magical Merchan tuvo en parte culpa de tal hecho. Se construyeron decks de 39 monstruos y una sóla mágica, que solía ser Heavy Storm o Cold Wave. De modo que colocabas Merchant para tirar todo el deck, o buena parte de él, donde veías caer Necro Gardna y una serie de monstruos dark y light que funcionaban con el grave. En este contexto, The Dark Creator obtuvo mucho poder, capaz de revivir a cualquiera de los caídos. Con Gladiator's Assault se sumó Phantom of Chaos a esta fiesta, capaz de copiar a The Dark Creator con una simple normal summon. Hoy día se siguen haciendo decks cuyo principal motor es The Dark Creator, ya que cartas como Trade-in o el propio motor de DarkWorld lo hacen más que eficiente. Otro de los que formó parte de este deck vino de Egipto, y muchos lo conoceréis:

 
Este fénix sagrado que también nos mostraba su cara más oscura. Ultra rare en el sobre, lo podíamos mandar al grave banisheando 2 dark cuando hubiera 3 o más. En la Standby volvía para llevarse a la tumba una mágica o trampa del oponente. Del mismo modo, un ángel se transformó en el ángel caído:

  

Dark Lord Zerato, otra de las secrets de la expansión. También lv 8, como sus dos últimos compañeros. Se hizo visible haciendo tándem con The Dark Creator, pues conseguías la total destrucción de tu oponente en un abrir y cerrar de ojos. Cuando tenías 4 o más oscuridad en grave, de distinto nombre, podías invocarlo con un sólo sacrificio, ofreciendo un dark. Su siguiente efecto es el devastador, pues podías descartar un dark de tu mano para destruir todos los monstruos de tu oponente, al precio de destruirlo al él mismo al final del turno. Pero claro, teniendo en cuenta que era el propio Dark Creator el que lo devolvía a la vida desde el grave, contamos con 2300 + 2800 atk, con total destrucción de los monstruos oponentes, y sin haber hecho uso de nuestra normal summon.
 

Que bien podía ser el propio Darknight Parshath, que a pesar de ser un lv 5 y requerir un tributo, bien lo valía, pues ganaba 100 de atk por cada dark en nuestro grave, y cuando destruía un monstruo en batalla nos hacía robar una carta, para evitar perder ventaja. Siguiendo este contexto, este nuevo formato de deck que pedía oscuridad en cementerio para poder sacar provecho de los dark bosses, aparece una de las cartas, para mí, más jodidamente épicas del juego, cuando el arco-iris tomó colores oscuros...


Haciendo banish a 7 darks de diferente nombre en nuestro grave, Rainbow Dark Dragon entraba al campo, con 4000 de atk, casi imparable, subiendo incluso más atk, 500 por cada dark que banisheáramos de nuestro campo y grave, pudiendo ser perfectamente un monstruo que acabara el duelo de tan sólo un ataque...

Los dragones encontraron su forma de ser en una construcción conocida como Hopeless:
 

Dark Horus se convertía en un fuerte target para ser revivido desde el grave, con 3000 de atk, capaz de revivir un dark lv 4 si nuestro rival osaba activar una mágica. REDMD tendría en él un gran compañero de golferías y borracheras, sumando un atk de 5800 en tándem, sin gastar recursos, tal vez un Wyvern... No vino sólo, era una ultra/ultimate que vino con una compañía fantástica, el Prime Material Dragon, súper del mismo sobre, para evitar el daño y la destrucción de los dragones Hopeless. 

  

Los guerreros, como Grepher, también se pasaron al lado oscuro de la fuerza, siendo un motor esencial, que dio vida a muchos decks, como Turbo Vayu o Infernity o D-Hero...

Son muchas las cartas de este sobre, un antes y un después en el juego, eso sin duda, y para mí uno de los mejores, desde la calidad hasta la estética. Merecía mucho la pena conseguir una caja de sobres, por todo lo que podía salir (olvidaos ya del DAD, que eso no salía nunca xD). El caso es que el juego se volvió oscuro, el atributo dark se hizo el más fuerte entre los fuertes...

26 de junio de 2008, casi 6 años de aquello... No os preocupéis, el 3 de mayo de ese mismo año, apenas un mes después, el sobre Light of Destruction liberaría todo el poder de la luz...

Este es uno de mis sobres favoritos, y por supuesto, ya sabéis el otro, del que haré un post en cuanto pueda. Realmente, los atributos más carismáticos tomaron mucho poder a inicios de 2008, algo que ya no tienen, aunque parece que recuperarán... Sólo queda esperar... En cualquier caso, yo soy uno de los jugadores a los que estos sobre le cambió la vida, la forma de ver el juego, de entenderlo... Como ya he dicho, Yugi antes y despúes de Phantom Darkness...

Si alguno/a sigue leyendo hasta este punto, os vuelvo a repetir la pregunta: ¿Qué expansión es vuestra favorita? 

Enjoy!

Antonio

5 comentarios:

  1. Mis favoritas son dos.
    The Shinning Darkness y Return Of The Duelist.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas expansiones pero para mi soy más antiguo invasión del caos

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas expansiones pero para mi soy más antiguo invasión del caos

    ResponderEliminar
  4. Lo que me parecía criminal de este sobre es que la versión japonesa tenía el DAD raro!! Osea que en Japón se hartaron de DAD y aquí si querías uno se te iba a las tres cifras.

    ResponderEliminar
  5. Eso es algo común en el TCG, la historia de nuestra vida.

    ResponderEliminar