viernes, 19 de octubre de 2012

Una balada entre ritmos intensos

Saludos, en primer lugar me gustaría disculparme por la relativa falta de actividad que acusa el blog, por eso de que las universidades han empezado fuerte y apenas tenemos tiempo los redactores. Dicho esto, muchos os pensaréis que leches pretendo decir con el título del post, lo cual paso a explicar en dos vertientes.

La primera es sobre un asunto que se está perdiendo a medida que avanza el juego. Hace poco estuve hablando con un amigo, que me dijo que los tiempos del duelo se estaban perdiendo, es decir, ya no existen tiempos medios, coyunturales, en el juego, pues pasamos del inicio del duelo al fin, en una inmensa cantidad de casos. Como historiador en potencia y haciendo referencia a un gran hito de la escuela de Annales francesa como es Braudel, me atrevo a definir 3 tiempos para un duelo:

- "Tiempo episódico", cada acción puntual, la invocación de un monstruo, la activación de una trampa, una cadena... Son episodios efímeros, poco importantes a nivel global en el duelo pero que cada uno pone un granito de arena hacia el desenlace.

- "Tiempo medio o coyuntural", como bien decía mi amigo, el duelo consta de 3 grandes bloques, inicial, medio y final.

- "Tiempo largo o estructural", con este tiempo podremos definir el conjunto de todos los hechos que han ocurrido en el duelo, uniendo los dos tiempos anteriores para sacar una conclusión general.

Pues bien, los tiempos episódicos y estructurales permanecerán mientras el juego exista, y no necesita explicación, es obvio, pero el tiempo medio o coyuntural sí se está viendo afectado. Lo entenderéis mejor con algunos ejemplos. Imaginad un duelo contra Laval, empezáis con una set en defensa (episódico) y cedéis turno (coyuntura inicial), el turno pasa a vuestro rival que manda 5 lavals al grave con su super foolish y los trae con Rekindling, acabando el duelo. Es lo que conocemos por OTK, que ha hecho que el tiempo coyuntural incial sea a la vez la coyuntura final, sin ni siquiera pasar por la coyuntura media. Esto ocurrió con Chaos Dragons, con Inzektors, con Wind-up y bueno, infinidad de casos más. Pero esto es algo que siempre ha estado ahí, latente, así que debo poner otros ejemplos, por ejemplo Dark World. En un duelo contra este deck, es probable que en su primer turno (coyuntura inicial) nos haga un par de Draggeds, campo y dinamite su motor, posiblemente para que su siguiente turno sea de 3 Grapha en campo, que acaben en duelo. En este caso concreto, hemos pasado por la coyuntura inicial y la final, pero de nuevo, se ha perdido la coyuntura media.

Una vez me he explicado, os aclaro el título. La balada es el tiempo medio en cada duelo, después de un inicio intenso con lucha de 6 cartas contra 6 y antes de un final, de un golpe de gracia, pasábamos por un momento de incertidumbre, lento, con movimientos que quemaban poquísimos recursos o ninguno, sólo para intentar recuperarnos del choque de la coyuntura inicial. Esto es lo que se está perdiendo.

La otra vertiente que os quisiera comentar es más general, referente a formatos. Tras pasar por un formato horroroso, dominado por un meta absurdo, nos encontramos en un tiempo en el que se pueden jugar infinidad de decks, como suele ocurrir al inicio de cada formato, y sin duda, se nos viene encima otro momento malo o peor, principalmente por culpa de Mermail y Atlantean, y bueno, probablemente lo mismo ocurra con el atributo Fire. Mermail es un deck que no pierde ventaja, de hecho, cada una de las cartas que conforman el deck, obtienen ventaja de un modo u otro, y siendo las matemáticas algo tan importante para el juego, es difícil pensar que puedas ganar a un deck que mantiene sus cartas mientras tu te desgastas sin remedio. En este sentido, estamos en la parte tranquila del formato, en la balada, antes de sufrir intensamente a un meta absurdo, de nuevo.

Si aún hay alguien leyendo, me despido, aunque bueno, creo que he sido bastante sintético en algo tan conceptual. Simplemente escribo esto porque hecho de menos el tiempo medio en los duelos, que cada vez se ve menos, y sin duda era la parte más divertida de los duelos. Si la evolución se produce tal cual la profetizo aquí, perderé algo esencial que me unió a este juego. Me gustaba bailar esas baladas.

Antonio.

2 comentarios:

  1. Balada triste, aunque en este caso no de trompeta, sino de duelos. Es verdad lo que dicen: que el tiempo pasado parece mejor. Pero tampoco hay que vivir pensando en ello, el juego es un ente vivo, que evoluciona y cambia, se adapta y sobrevive a las circunstancias de mercado y de público.

    Este juego nos ha dado grandes momentos, grandes estrategias y estrategas, grandes cartas y grandes decks; todo ello gracias a esa evolución. Lo que hay que ver, es que siga siendo así y no acabemos en un sombrío juego de azar de cara o cruz: gana el duelo quien gana el dado.

    Buen post, me ha encantado. Esto demuestra que yugioh no solo es debatir que carta es mejor o que deck se alzará sobre otros, sino lo que cada uno pensamos del juego.

    Chapeau, Antoine!

    ResponderEliminar
  2. Resumen para el lector perezoso.

    Los duelos duran muy poco.

    De nada.

    Buen post, te dejo mis dies

    ResponderEliminar